Seleccionar página

La inteligencia artificial es una herramienta valiosa para asegurar la eficiencia energética, pero es necesario garantizar que todos los datos clave sean recopilados y alimenten adecuadamente a los algoritmos. Para ello, es importante contar con sistemas de medición y monitorización de energía fiables y precisos, que proporcionen datos en tiempo real. También se deben establecer modelos de análisis de datos adecuados para detectar patrones y tendencias en el consumo de energía. De esta manera, se pueden aplicar las soluciones apropiadas para mejorar la eficiencia energética y reducir costes. En esta sesión se abordarán de una forma vertical, las estrategias de captación de datos, la integración con los sistemas aguas arriba, así como el mejor uso de los algoritmos de machine learning para obtener resultados aplicables al proceso.