Seleccionar página

IFS Ultimo, flexibilidad absoluta en formato EAM

Como un traje a medida, IFS Ultimo se adapta a las necesidades de tu sector, planta o infraestructura.

Tal y como vimos en el anterior post, el sobrecrecimiento del mercado y sus consumidores dificulta mucho las cosas a la hora de atender las necesidades de cada usuario particular. Por ello, desde IFS Ultimo y Becolve Digital ofrecemos un servicio próximo a nuestros clientes, con una solución pensada por y para estos.

Y cuando hay cercanía, hay margen de maniobra

Porque no: no nos quedamos en el llevarnos bien y ya. Una relación cercana, desde nuestro punto de vista, implica ser flexibles a reconducir el camino cuando el usuario lo vea necesario. A partir de lo que llamaríamos un acompañamiento coast to coast, nos adaptamos a las necesidades únicas de cada caso en un panorama saturado:

Potenciando el crecimiento empresarial. Sin necesitar porqués

Más allá de actuar como respaldo, IFS Ultimo es un trampolín escalable y flexible para el desarrollo de las empresas, sin restricciones ni condiciones a las opciones que cada negocio requiera. Las funcionalidades que los usuarios necesiten para crecer, las tendrán.

Integración sin fronteras: acceso libre a las colaboraciones

¿Si lo que tenemos en casa funciona, para qué vamos a buscar fuera? Sin ánimo de invadir ningún espacio, IFS Ultimo se integra con cualquier software de la empresa, incluidos ERPs (dispone de conector de integración con SAP certificado por SAP). En la misma línea, IFS Ultimo ofrece APIs, conectores e interfaces ya desarrolladas para unirse a otros sistemas. Uno de sus puntos fuertes, pues, es la capacidad de colaborar y sumar con las soluciones existentes y futuras.

Personalización, como indica la palabra, personalizada

Adelantando por la derecha a otras herramientas que ofrecen de serie muchas opciones según el tipo de negocio pero fijas, IFS Ultimo es extremadamente fácil de adaptar a las necesidades del sector, planta o infraestructura de sus usuarios. A aquellas que no coinciden con ninguna de las demás empresas. Y además, sin código: todos los workflows son editables y adaptables a los requerimientos del cliente.

La interfaz de usuario, las pantallas, las listas de selección y los informes se pueden personalizar, gracias a la herramienta de configuración disponible en el EAM. Como solución que se adapta, sirve y ayuda al usuario, permite crear nuevas funcionalidades sin necesidad de programación, haciendo que este tome el control total de su experiencia.

¿Quieres saber más?

Infórmate sobre cómo el EAM IFS Ultimo te ayuda en tu plan de transformación digital.