Seleccionar página

Las 5 claves: guía definitiva para elegir tu HMI/SCADA

Conoce los cinco factores indispensables que te ayudarán a seleccionar el HMI/SCADA óptimo para tu compañía.

Ingeniero Industrial por la Universidad de Vigo, Executive MBA por IE ...
Solutions Marketing Consultant

A lo largo de sus años de existencia (que no son pocos), los sistemas HMI/SCADA han ido ganando terreno hasta llegar a la mayoría de plantas e industrias de todo el mundo. En el mercado actual, las compañías tienen acceso a una amplia variedad de opciones que les permiten decantarse por aquellos software y fabricantes que deseen. Pero spoiler: esto no necesariamente les asegura el éxito.

Aunque haya tantas posibilidades, no todas valen: solo algunas presentan los atributos necesarios para aumentar la eficiencia de las operaciones y, por ende, lograr una mayor rentabilidad a medio y largo plazo.

Con más de 40 años de experiencia en la comercialización de HMI/SCADA, desde Becolve Digital te revelamos cinco puntos clave a considerar a la hora de elegir un sistema de este tipo:

1. Capacidades gráficas y de visualización avanzadas

Para cualquier operador, es tan importante el comportamiento de una interfaz de usuario como la facilidad con la que puede interactuar con ella: si le resulta tedioso manejar su HMI, no aprovechará al máximo todas sus funcionalidades.

El primer paso, por tanto, para elegir un HMI/SCADA es asegurarte de que proporcionará las prestaciones gráficas más altas, así como una biblioteca de objetos industriales vectoriales ready to use totalmente reconfigurable y orientada a situational awareness.

Por otro lado, el sistema también debe permitirte crear objetos multifunción para su posterior reutilización en múltiples proyectos, como también implementar estilos de presentación estándares, posicionar fácilmente equipos/elementos sobre un sistema de visualización geográfica y contar con soporte de aplicaciones de Windows. Con una solución que cumpla con estas características, podrás identificar información relevante de un vistazo, detectar anomalías fácilmente y responder a eventos críticos en tiempo récord.

2. Desarrollos ilimitados

Otro aspecto a considerar en la futura solución es que esté diseñada para gestionar una amplia cantidad de señales, y testeada para evitar tiempos de respuesta lentos y demás problemáticas asociadas a herramientas no preparadas para tal fin.

En este punto, hay que tener en cuenta que el coste de propiedad de los sistemas no se limita a su diseño e implementación, sino que también depende de cuánto tiempo puedan proporcionar un retorno de la inversión, a la par que mantienen la competitividad de las operaciones, planta y negocio.

Así pues, antes de invertir en un HMI/SCADA, determina su vida operativa, es decir, durante cuánto tiempo podrás mantener, actualizar y agregar nuevas funcionalidades al sistema. Algo que variará, claro está, si este dispone de acceso nativo a nuevos desarrollos y evolutivos durante todo su ciclo de vida.

3. Foco en la seguridad

Cuando las organizaciones presentan una sólida seguridad de los sistemas HMI/SCADA, las operaciones y datos industriales sensibles y confidenciales permanecen salvaguardados de accesos no autorizados o amenazas maliciosas.

Por ello, una pregunta clave que debes hacerte y hacer a cualquier proveedor de HMI/SCADA, antes de elegir, es la cantidad anual invertida en parches de seguridad y mantenimiento continuo del sistema. La respuesta probablemente dependerá del tamaño de la base instalada.

En la mayoría de casos, las soluciones líderes de mercado con un historial contrastado y una amplia base instalada invierten más tiempo, recursos y dinero en esta materia. Por consiguiente, brindan mayores niveles de seguridad en comparación con las del resto de proveedores. Si bien hay más particularidades a valorar, te recomendamos que lo tomes en consideración en el momento de decidirte.

4. Fácil configuración

Hoy en día, en muchos entornos operativos coexisten usuarios con distintas habilidades técnicas y tecnológicas. Lejos de alarmarse, aquellos sistemas HMI/SCADA flexibles permiten, a todas las personas, trabajar con la plataforma sin problemas y realizar configuraciones de forma rápida y sencilla.

Todos los HMI/SCADA en general deberían ser validados por su sencillez operativa y de manejo diario, proporcionando una experiencia de usuario lo más amigable posible. Y es que, como comentábamos en un inicio, las herramientas de difícil dominio tienden a desaprovecharse, a pesar de sus posibles y útiles funcionalidades.

5. Integración e interoperabilidad

Por último, pero no por ello menos importante, al elegir un HMI/SCADA debes asegurarte de que tiene un alto nivel de integración e interoperabilidad. En este sentido, la solución debe soportar al menos:

  • Intercambio de datos en OPC UA (cliente y servidor).
  • Intercambios de datos con servidores web.
  • Amplia conectividad con PLC, equipos del mercado y otros sistemas de terceros.
  • Capacidad de conexión y envío de datos (mediciones, alarmas, eventos) al “Cloud”.
  • Capacidad de operar aplicaciones de forma remota con posibilidad de uso en multitud de dispositivos (PC, portátil, tablet, teléfono móvil).

Recuerda que un HMI/SCADA es mucho más que una simple licencia de software. Actuando como pieza angular y clave de las operaciones diarias, dispone de un alto impacto en la rentabilidad y sostenibilidad de tu negocio.

¿Necesitas que te echemos una mano?

Si aún no sabes por qué solución decantarte, contáctanos y te ayudaremos a encontrar el HMI/SCADA que mejor se adapte a ti.