Seleccionar página

Obtén el máximo retorno de la inversión con IFS Ultimo

Haz, de tus números, tu menor preocupación: confía en IFS Ultimo y empieza a disfrutar de todos sus beneficios.

El retorno de la inversión (ROI por sus siglas en inglés) es una métrica utilizada para comprender el rendimiento de una inversión. Esta información es útil para justificar una inversión realizada, pudiendo evaluar los ahorros que se han obtenido o se obtendrán a lo largo del tiempo.

¿Cómo calcular el ROI de un sistema EAM como IFS Ultimo?

Calcular el ROI de un EAM es algo complejo, debido a que hay múltiples beneficios difíciles de contabilizar económicamente que habilitan mejoras significativas en la compañía. Algunos son la retención e intercambio del conocimiento, el fácil acceso a los datos operativos para la toma de decisiones, el acceso a la información desde cualquier lugar y dispositivo o el aumento de la satisfacción del cliente con la calidad de los productos o servicios ofrecidos.

Existe una fórmula genérica para calcular el ROI, aparentemente sencilla:

ROI = ( Beneficio Neto del EAM – Coste del EAM / Coste del EAM ) x 100

Ahora bien, la cosa se complica a la hora de definir el beneficio neto en materia económica. Por eso, veamos 5 ejemplos ilustrativos de factores que añaden valor al utilizar el EAM IFS Ultimo:

  • Adiós a reportar datos en papel (ejemplo: órdenes de trabajo)
    IFS Ultimo elimina esta necesidad con la administración digital de documentos. Consecuentemente, ahorra una cantidad de tiempo significativa de búsqueda de información. A una empresa mediana, podría ahorrarle hasta siete horas cada día, que en su lugar los empleados podrían emplear para tareas que agreguen más valor.
  • Optimización de la planificación y mantenimiento inteligente
    IFS Ultimo permite una mejor planificación y la realización de un mantenimiento inteligente basado en datos. Si conseguimos una hora de paradas planificadas al realizar los mantenimientos (preventivo o correctivo), las líneas de producción podrían funcionar durante cuatro horas adicionales. Esto daría un impulso significativo a la rentabilidad.
  • Teléfono móvil, nuevo operario en plantas
    IFS Ultimo permite el trabajo móvil para que el personal no tenga que regresar a la oficina entre trabajos, por lo que un técnico podría realizar varios trabajos más al día.
  • Optimización de la gestión del inventario
    IFS Ultimo ayuda a evitar errores y tiempos de inactividad innecesarios relacionados con el stock. Además de garantizar que siempre tenga la cantidad correcta de repuestos en stock, el software también facilita que no se de un exceso de existencias, lo que reduce costes innecesarios.
  • Módulo para la salud, seguridad y medioambiente
    IFS Ultimo dispone de un módulo de HSE con el que digitalizar los permisos de trabajo, procedimientos LOTO, gestión de incidentes… Al crear un entorno de trabajo seguro y reducir los accidentes laborales, se generan beneficios económicos tangibles para la organización.

Para aterrizar un poco más en cómo calcular el “Beneficio Neto” de un sistema EAM como IFS Ultimo, vamos a proporcionar algunos ejemplos reales y tangibles:

  1. Reducción de costes operativos

    Ahorro =Costes antes del EAM – Costes con EAM

    Esta fórmula tiene en cuenta los costes operativos de la organización antes y después de implementar un sistema EAM. Se aplica a diversos ámbitos como mantenimiento, energía, inventario, y otros costes operativos que puedan relacionarse directamente con la implementación.

  2. Reducción de tiempos de inactividad

    Ahorro=(Horas inactividad antes EAM – Horas inactividad con EAM) × Coste por hora de operación

    Por su parte, esta fórmula ayuda a estimar qué impacto puede tener un sistema EAM en los resultados económicos de la organización. Para poder hacer el cálculo previo de las horas de inactividad ahorradas, se suele contabilizar una reducción de las horas de inactividad entre el 10% y el 40%, dependiendo del % de mantenimientos no programados de la organización.

  3. Reducción de costes de inventario

    Ahorro=(Coste inventario antes EAM – Coste inventario con EAM)

    En tercer lugar, este ahorro se refiere a la reducción de costes asociados a la gestión de inventarios, incluyendo menores necesidades de almacenamiento, reducción de obsolescencia y mejoras en la rotación de inventarios. IFS Ultimo ayuda a reducir los costes de inmovilizado a la vez que asegura que no haya roturas de stock con la gestión avanzada del almacén.

  4. Aumento de la productividad

    Beneficio=(Unidades producidas con EAM – Unidades producidas antes EAM) × Margen por Unidad

    El aumento en la productividad, ya sea por mayor eficiencia de los activos, por la reducción de tiempos de inactividad o por el aumento de las unidades producidas dentro de los márgenes de calidad aceptable, genera beneficios directos.

  5. Reducción de costes por accidentes laborales

    Ahorro=(∑ Costes antes EAM – ∑ Costes con EAM)

    Por último, al propiciar un entorno de trabajo seguro con el módulo HSE de IFS Ultimo, hay muchas partidas que ven reducidos sus costes. En este caso, se deben tener en cuenta costes como gastos médicos, compensaciones a los trabajadores, pérdidas de producción, daños a la propiedad, multas por incumplimiento de seguridad, etcétera.

 

Despacito y buena letra

Hay que tener en cuenta que generar valor lleva tiempo, por lo que la mejora debe medirse apropiadamente por intervalos para tener una idea precisa del rendimiento de la solución. Unos meses después de la implementación, por ejemplo, es posible que la formación del personal aún esté en curso o que el personal no haya tenido tiempo de actuar sobre la información recopilada por el sistema EAM. Seis meses más tarde, las mejoras deberían ser más visibles e incluso más prominentes a un año vista.

Además, la cifra de retorno de la inversión suele ser negativa durante los primeros meses posteriores a la implementación. Esto no significa que el sistema EAM no esté teniendo un impacto positivo en la organización; simplemente que los valores aún no han superado el coste del software: el tiempo de recuperación esperado depende del tamaño de la instauración y de los tipos de procesos que el EAM utilice para optimizar.

Así pues, la implementación de un EAM representa una inversión estratégica capaz de ofrecer un ROI significativo a través de la optimización de mantenimiento y operaciones, reducción de riesgos y costes operativos, mejora de la conformidad, aumento de la satisfacción del cliente y provisión de datos valiosos para la toma de decisiones. Para maximizar este retorno, eso sí, es crucial elegir un sistema alineado con las necesidades específicas de la organización y efectuar una implementación y gestión efectiva de este.

IFS Ultimo dispone de todas las funcionalidades para gestionar óptimamente el ciclo de vida de los activos y propiciar un entorno de trabajo seguro. Con el enfoque correcto, puede convertirse en una herramienta poderosa para impulsar la eficiencia, la sostenibilidad y el éxito a largo plazo.

¿Quieres saber más?

Infórmate sobre cómo el EAM IFS Ultimo te ayuda en tu plan de transformación digital.