Seleccionar página

Reinventando los HMI tradicionales: 5 estrategias para construir un control avanzado de operaciones

Los últimos avances tecnológicos han traído mejoras significativas para las soluciones HMI/SCADA, dando pie a una nueva generación de interfaces que nada tiene que ver con los sistemas tradicional...

Desde su aparición hace más de tres décadas, los sistemas HMI/SCADA han sido una pieza fundamental en las operaciones industriales. Los avances tecnológicos de los últimos tiempos han traído mejoras significativas para estas soluciones, dando pie a una nueva generación de HMI que nada tiene que ver con los sistemas tradicionales. Por ello, ahora más que nunca, las empresas deben adoptar nuevas estrategias que les permitan ejecutar un control avanzado de operaciones, si no desean vivir la evolución del mercado desde la distancia. En este artículo, introduciremos cinco de estas como buena praxis para empezar:

1. Desarrollar una base para la monitorización y control real

Teniendo en cuenta que nos encontramos en una fase muy inicial de la transición hacia la automatización, no sorprende el hecho de que muchas empresas todavía mantengan procesos manuales o versiones informatizadas básicas de los mismos: entrada de pedidos a través de notas, planificación de la producción también a mano… Todos estos procesos son complejos, consumen mucho tiempo y a menudo requieren el doble de esfuerzos.

Un software HMI avanzado que visualice e integre sistemas dispares permite automatizar informes, recetas y otros registros, almacenándolos en un repositorio central y mejorando, por ende, la situational awareness y la visibilidad global del proceso. Además, ayuda a reducir el uso del papel y habilita el acceso remoto a los sistemas de producción y gestión.

2. Eliminar silos operativos para alinear el negocio

El trabajo en silos es ineficiente: se crean barreras dentro de la organización que impiden el flujo libre de información y la colaboración entre equipos o departamentos. Los sistemas no integrados dificultan la estandarización y el acceso a datos coherentes y actualizados, que da pie a reprocesos, sobrecostes y otros problemas.

Para eliminar estos silos, las empresas deben desplegar tecnologías HMI que conecten todos sus grupos operativos y minimicen los tiempos de respuesta. Implementar un sistema de informes basado en la web mejorará las prácticas de gestión de información, conectando activos inteligentes e integrando datos operativos en tiempo real.

3. Construir uniformidad al desenredar las complejidades operativas

Sin un método global para crear soluciones de ingeniería y negocio estandarizadas y consistentes, los costes de reprocesamiento seguirían aumentando continuamente. De ahí que sea tan importante eliminar incompatibilidades y adherirse a estándares bien definidos.

Las plataformas de automatización y visualización deben promover la estandarización, mejorando la eficiencia operativa y apoyando el análisis proactivo. La capacidad de “construir una vez, desplegar en cualquier lugar” debe aplicarse a arquitecturas in situ, en la nube e híbridas, ofreciendo una base sólida para reforzar la consistencia sin importar el tamaño de la organización.

4. Convertir las mejoras tecnológicas en beneficios empresariales

A medida que una organización utiliza tecnología avanzada para mejorar sus procesos, puede ir desbloqueando valor hasta entonces escondido, sin aprovechar. Por ello, es esencial sacar el máximo partido a las herramientas digitales modernas para tomar decisiones impactantes.

Proporcionar visibilidad clara del contexto operativo permite identificar y corregir fugas de valor, descubriendo nuevas oportunidades de negocio y mercado. Del mismo modo, invertir en aplicaciones de análisis de datos ayuda a identificar áreas para reducir costes y crear valor, conectando información a través de operaciones empresariales para dejar de tener actividades desperdiciadas.

5. Preservar los logros mientras se impulsan iniciativas de mejora continua

Por último, una vez alcanzados ciertos niveles de optimización, el personal debe estar bien entrenado y los procesos de trabajo deben volverse una segunda naturaleza. Al automatizar procesos rutinarios y de toma de decisiones operativas, los empleados pueden enfocarse en actividades más eficientes, mejorando la agilidad en la fabricación y la efectividad general del equipo (OEE). Otras iniciativas de mejora continua son el escalar operaciones basadas en datos a nivel regional, nacional y global, y alinear la información operativa en tiempo real con las actividades de los empleados.

La excelencia operativa tiene un significado único para cada fabricante, en función de sus necesidades específicas, infraestructura y recursos. La clave es percibir y aprovechar el sistema HMI como un ecosistema holístico para lograr los objetivos de cada organización.

Dos pasos fundamentales para emprender tu camino hacia la excelencia operativa son evaluar el software HMI adecuado que facilite el desarrollo de soluciones impactantes y buscar socios con productos avanzados que aprovechen las últimas tendencias en automatización. Estas evaluaciones ayudarán a identificar las próximas acciones para mejorar la sostenibilidad, rentabilidad y longevidad de tu empresa.

 

Te acompañamos en tu evolución digital

En Becolve Digital te ofrecemos una estrategia ganadora para acelerar tu viaje hacia la excelencia operativa. Empieza a experimentar todas las ventajas de AVEVA InTouch HMI.