Seleccionar página

Tecnología OPS para puertos del futuro

Cada vez más puertos la utilizan como medida de choque frente a las emisiones, algo que despierta la necesidad de incorporar sistemas de control para todos sus actores. Te lo contamos.

Alfonso Iglesias
Key Account Leader
Solutions Marketing Consultant

Reducir la huella de carbono es un objetivo que ya lidera muchas listas en industrias e infraestructuras de todo el mundo, y los puertos no son para menos. Tanto los gobiernos como las organizaciones ambientales están promoviendo la disminución de las emisiones y la mejora de la calidad del aire en las áreas portuarias, con iniciativas como la implementación de la tecnología OPS (Onshore Power Supply).

También conocida como cold ironing, esta tecnología utiliza un equipo de conexión y un cable de alimentación que se conecta desde el buque hasta la infraestructura de suministro eléctrico en el puerto. Así, los buques pueden utilizar la electricidad del puerto en lugar de generar su propia energía a través de sus motores diésel.

Los significativos beneficios para el medio ambiente (con la reducción de gases de efecto invernadero, vibraciones y ruidos) y la salud pública están aumentando la presencia de tecnología OPS en puertos de todo el mundo. Beneficios, además, que se expanden a otras áreas: por ejemplo, al utilizar electricidad en lugar de diésel, disminuyen significativamente los costes operativos.

Empezando por el principio: ¿Qué necesitas para implementar esta tecnología?

Todo proyecto necesita de una correcta planificación para que salga en marcha con los resultados esperados, y lo mismo ocurre en el caso de la adopción de tecnología OPS en puertos.

Para llevar a cabo una implantación exitosa, antes hay que elegir un sistema SCADA de supervisión y control capaz de monitorizar y controlar los puntos de conexiones, así como las fuentes que generarán la energía verde: plataformas flotantes móviles que tratan el hidrógeno, parques eólicos y solares.

Por tanto, la plataforma seleccionada deberá ser abierta, escalable y modular.

AVEVA System Platform, versatilidad y robustez en forma de solución

AVEVA System Platform es una solución adaptable y escalable para las aplicaciones de supervisión, HMI, SCADA e IIot, muy adecuada también en puertos. Basada en estándares, promueve la colaboración y la comunicación entre los diferentes actores para una mejora continua de las operaciones y la toma de decisiones en tiempo real.

Su infraestructura contextualiza los procesos, alarmas, sucesos en tiempo real y datos históricos de archivo mediante distintos sistemas empresariales. Con esto, se genera un modelo común de información que mejora la eficiencia, la flexibilidad y la seguridad del diseño del sistema y del mantenimiento.

El software es independiente del hardware donde se instala. La arquitectura de software de los servidores varía en función de la criticidad del sistema, pudiendo instalar servidores robustos en cada una de los puntos OPS que garanticen una alta disponibilidad. En algunos casos, se recomienda implementar una red de comunicaciones independiente de la red multiservicio del puerto.

Travesía hacia un Smart Port

El amarre de System Platform en un entorno portuario allana el camino a este último en dirección a convertirse en un Smart Port de referencia. Porque más allá de la supervisión de los sistemas energéticos funcionando con tecnología OPS, también puede asumir la gestión de muchos otros:

BMS (sistema de gestión de edificios), túneles, faros, movimiento de mercancías, gestión del tráfico, redes de saneamiento, sistemas y sensores de información y comunicación, sistemas PSIM (gestión de la información de la seguridad física), etcétera.

Más allá de la plataforma en sí, el Smart Port debe contar con un centro de control de operaciones, que integre todos los sistemas que lo forman y que permita gestionar y monitorizar desde un único sitio el estado del puerto.

Queda claro que los puertos inteligentes son el futuro cada vez más cercano, y que la cuestión no termina en adoptar tecnologías OPS: hay que saber gestionarlas y sacar provecho al resto de alternativas avanzadas. Y es que, además de mejorar la eficiencia y la seguridad en el puerto, la transición hacia un Smart Port impacta positivamente sobre la competitividad de la industria marítima y el desarrollo sostenible.