Seleccionar página

Tres formas de reducir los costes de mantenimiento de grupos electrógenos con gestión remota

Mantener el seguimiento de una flota de generadores de energía puede ser una experiencia confusa. Es difícil focalizarse en las acciones correctas simplemente porque no hay suficiente información s...

Mantener el seguimiento de una flota de generadores de energía puede ser una experiencia confusa. Es difícil focalizarse en las acciones correctas simplemente porque no hay suficiente información sobre los niveles de combustible, la presión del aceite o el estado de la batería de cada generador. Con una solución de gestión remota basada en la nube, se puede tener acceso en línea inmediato a los parámetros del generador a través de un navegador web común.

 

1. Realizar mantenimiento en los generadores solo cuando sea necesario

El mantenimiento de los generadores se realiza normalmente según un calendario de servicio predeterminado. Comprender cómo se ha operado el generador permite planificar el mantenimiento de manera más dinámica. Dado que el desplazamiento in situ es costoso, se pueden optimizar los costes de mantenimiento enviando equipos de servicio solo a los generadores que realmente necesitan servicio.

El desafío es saber cuándo se necesita servicio en cada equipo individual. Con una solución de gestión remota, se pueden verificar las horas de operación, la presión del aceite, el estado de la batería, las temperaturas del refrigerante, la salida de potencia generada, el nivel de combustible, la posición GPS, etc. También se puede generar una notificación cada vez que se alcance un nivel crítico, por ejemplo, si el generador ha estado funcionando más de lo esperado. Se puede entonces enviar una notificación cuando las horas de funcionamiento excedan el intervalo de servicio.

Al poder analizar el funcionamiento de cada generador de forma remota, podrás comprender su estado de salud y programar más eficientemente las revisiones de mantenimiento.

2. Arrancar los generadores de forma remota para reducir problemas de arranque

De manera similar a un automóvil que ha estado estacionado durante un período prolongado, un motor de generador que no ha funcionado en mucho tiempo probablemente tenga problemas de arranque. Para los generadores de energía de respaldo que no se operan muy a menudo, es importante realizar pruebas operativas regularmente.

Los arranques de prueba remotos se pueden realizar con una solución de gestión remota que tenga capacidades de control y que esté conectada al controlador del generador. Con una acción simple, como una prueba operativa remota, se puede aumentar la probabilidad de que el generador funcione el día que haya un corte de energía y el generador necesite operar.

Un generador bien mantenido funciona mejor y tiene un coste operativo menor, ya que las acciones de mantenimiento no planificadas suelen implicar gastos considerables.

3. Minimizar y reducir los efectos del robo de combustible

El robo de combustible puede ser un problema significativo. En ciertas regiones, se han reportado robos de hasta el 40% del combustible de los generadores.

Evitar el robo de combustible por completo puede ser difícil, ya que a menudo se roba en pequeñas cantidades; durante su transporte, al rellenar el depósito o cuando el generador ya está en su destino. Sin embargo, se puede utilizar un sistema de monitorización remoto que se conecte a un sensor de combustible para asegurar que cada vez que se rellena el depósito se entrega la cantidad correcta de combustible.

Al usar un sensor de nivel inteligente, es posible controlar el nivel de combustible del depósito en todo momento. El sensor de combustible se puede calibrar para detectar un depósito lleno y, al saber esto, se puede verificar que el depósito efectivamente es rellenado correctamente. Un buen sensor de nivel de combustible es capaz de detectar variaciones de hasta 3-5 litros.

Se puede detectar una disminución anormal en el contenido e indicar que el combustible está siendo sustraído. Con un sistema de monitorización remoto que admite alarmas, se envía una notificación inmediatamente cuando ocurre el robo. Aunque puede ser difícil atrapar a los responsables, permite saber que el combustible ha sido sustraído y se puede programar un rellenado para asegurar que los generadores tengan el combustible necesario para operar.

Rastrear el nivel de combustible en un depósito aumenta el conocimiento de lo que sucede con el combustible en campo y ayuda a los usuarios a comprender cuándo se producen los robos. En algunos casos, cuando se trata de acciones organizadas, esto puede ayudar a detectar patrones y tomar medidas.

La supervisión remota te pone por delante del juego

La tecnología de monitorización en remoto permite el acceso instantáneo a los datos del equipo en campo. Si bien se puede utilizar esta tecnología para reducir los gastos operativos como se describe anteriormente, también brinda otros beneficios. Al poder tener control total las 24 horas del día y recibir notificaciones instantáneas de cualquier problema operativo, el usuario final también recibe una mejor calidad de servicio.

Cómo funciona la gestión remota basada en la nube

Un gateway de comunicación se conecta al panel de control del generador, generalmente a través de comunicaciones serie o utilizando un protocolo estándar como Modbus RTU. El gateway envía datos a través de Internet o de la red móvil (4G/GSM/GPRS) a un centro de datos en línea en la nube.

Los técnicos pueden acceder al centro de datos a través de un navegador web común o un teléfono inteligente y ver datos en vivo de los generadores. Esto significa que no se necesita experiencia en IT ni en programación. Las alarmas y notificaciones se envían siempre que se alcancen ciertos umbrales.

Entonces, ¿qué debo considerar al elegir una solución de gestión remota de generadores?

Hay que considerar que la solución debe poder enviar información a través de la red de telefonía móvil, ya que muchos generadores están ubicados en lugares remotos sin acceso a Internet.

También es importante que la solución sea “amigable con el firewall”. Esto significa que la solución sea capaz de “rodear” los firewalls y enviar la información de forma segura fuera del sistema de IT del usuario. Algunas soluciones de gestión remota necesitan abrir un canal de comunicación a la instalación remota, lo que requiere acceso directo basado en IP al equipo (o gateways en los sitios remotos).

Esto normalmente implica abrir puertos entrantes en firewalls, lo cual no es ideal desde un punto de vista de seguridad, o establecer túneles VPN, lo cual puede ser difícil de gestionar si tienes un gran número de instalaciones. Las mejores prácticas son, en cambio, permitir que el gateway remoto abra un enlace de comunicación utilizando puertos salientes que normalmente están abiertos, por ejemplo, el puerto 80 usado para el tráfico web. Esto asegura una comunicación segura con campo y no requiere ninguna administración o cambios en la red para los gestores de IT.

Otro aspecto clave a considerar en una solución de gestión remota es si tiene alguna preconfiguración para generadores. Algunas soluciones de gestión remota tienen configuraciones predefinidas especializadas para una gama de paneles de control de diferentes fabricantes, así como características integradas para la gestión del nivel de combustible, etc.

La mayoría de las soluciones modernas de gestión remota ofrecen diferentes niveles de servicio para el acceso a la nube. Las versiones gratuitas con funcionalidad básica ofrecen un retorno de inversión muy rápido.

No importa qué solución elijas, el ROI será rápido. Un desplazamiento a campo suele costar lo mismo que un solo gateway de gestión remota, lo que significa que puedes tener un retorno de inversión de solo unos pocos meses.